Un proyecto de: Rocío García Pérez

Rojos

Autorretrato. Fotografía construida.

Rojos nos trae la alerta, esa otra cara de la vida que no mostramos a los demás. Nuestros miedos, inseguridades, deseos ocultos y nuestras tentaciones.

Esta selección esta compuesta por:

 

Perdida. 50×50

Todos pensaban que cada paso que daba era seguro, firme y contundente. Eso era lo que me habían enseñado a transmitir para sobrevivir en este mundo. Aunque mi realidad era totalmente opuesta. Sentía que caminaba sin rumbo, tropezando en cada paso, perdido en una oscuridad que me engullía.⠀

Pecado Capital. 70×70.

Al cruzar cada esquina ahí estaban… Todos los pecados del universo gritando al unísono mi nombre para hacerme sucumbir. Cuando ponen la tentación en la palma de tu mano es cuando realmente miden tu valía.

La llave. 50×50

Otra vez en este lugar. Conforme creces te encuentras en este punto más veces de las que te gustaría. Así que vuelve a poner en una balanza todo los pros y contras de tus elecciones. O simplemente cierra los ojos y déjate llevar. Tu decides.

los ojos y déjate llevar. Tu decides.

Comparte su Proyecto

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Obras de Rocío García Pérez

Biografía de Rocío García Pérez

Rocío García – Pérez

Artista multidisciplinar nacida en Málaga que se especializa en contar historias a través de la luz.

Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Málaga y Técnico de iluminación. Ha realizado un Master de Dirección de Fotografía, además de cursos de fotografía, realización, diseño gráfico e ilustración, gestión cultural y de proyectos.

Su fotografía es una fotografía construida que esconde una historia. Fotografía surrealista y creativa donde experimenta con el autorretrato. Concibe su trabajo como parte de la vida, una forma de expresión que la hace libre a través de creaciones visuales que contienen mensajes disfrazados de figuras de sueños.
En la fotografía encuentra un refugio, un medio en donde poder expresarse tal y como se siente a través de su álter ego. Y es que, sin darse cuenta, su trabajo se ha llenado de autorretratos en los que, de alguna manera un personaje le ayuda a explorar y expresar cada pequeña historia o sensación que se le cruza por la cabeza o el corazón.
Aboga a la nostalgia, a los recuerdos de infancia, a lo que pudo ser y no es, y, sobre todo, a una anomalía emocional por lo atemporal haciendo un ejercicio de ruptura y evasión de la realidad usando la fotografía de forma creativa, apoyándose en el fotomontaje para crear una fotografía construida que expresa su propia realidad fuera de los cánones y técnicas establecidos, acercándose más a esa fotografía pictórica que usa la luz en vez de un lápiz para colorear la escena de un mundo fantástico perdido en el tiempo que cuenta sentimientos reales de hoy día.

Lo siento, no puedes copiar ningún contenido de esta página.
Accede a tu cuenta