Yolanda G. Iranzo

Valencia, 1977.

Yolanda G. Iranzo llegó a la fotografía por casualidad, buscando su espacio en la sociedad.

Tímida e introvertida encontró en la fotografía una manera de relacionarse con el mundo, la forma de evitar ser devorada por sus pensamientos, por su ser introvertido.

Sus fotografías, cada una a su manera, son “autorretratos”, una parte de ella, de sus emociones, de esos sentimientos que es incapaz de verbalizar. Escucharse, mirar hacia dentro, sentir y fotografiar para poder contemplar su “yo” más íntimo y personal.

Con tonos suaves, blanco y negro, sepias intenta acariciar la soledad, el dolor, la melancolía para así detener el tiempo de quien mira sus fotografías evocando los recuerdos.

Llegó a la fotografía por casualidad y por casualidad la fotografía llegó a ella convirtiéndose en una forma de vida.

Lo siento, no puedes copiar ningún contenido de esta página.
Accede a tu cuenta