Mónica Esgueva

Después de haber vivido en Londres, París,Tanzania e India, Mónica reside actualmente en Madrid.

Su carrera artística comenzó cuando era una niña, por así decirlo. Su talento era innato, aunque más tarde llevó a cabo cursos en L’École de Beaux Arts de París y estudió con pintores de renombre en Francia. Comenzó a exponer su obra cuando era muy joven, y sus obras se han mostrado en exposiciones en Holanda, Gran Bretaña, Francia, Costa Rica y españa. Varias instituciones también poseen su obra, tales como el Museo de Arte Moderno de Mónaco o el Museo de Arte Latinoamericano de Florida.

La meditación, practicada durante más de veinte años, le permite lograr ricas experiencias inspiradoras y visiones que representa en sus pinturas. En su caso, es esa escucha de su propia voz interior con una atención enfocada lo que contribuye a expresar sus destellos personales de la imaginación divina, encarnando su propia visión y al mismo tiempo apuntando a revelar una faceta de la mente colectiva.

Su arte deriva principalmente de esas visiones que tiene mientras está en un estado menta meditativo o contemplativo. Su propósito es transcender el mundo físico, inspirando a conectar con la propia esencia y percibir la luz que está dentro de todos nosotros. Como escribió William Blake: “Si las puertas de la percepción se limpiaran, entonces todo le aparecería al hombre tal y como es, infinito”.

Lo siento, no puedes copiar ningún contenido de esta página.
Accede a tu cuenta